Truco para que no salte el aceite al hacer huevos fritos

Nuestros amigos de Cocina sin Carné han compartido este ‪truco‬ de cocina: 🍳🍳</<p>

Nuestra amiga Gloria también compartió en nuestro FB un truco que le funciona: “Yo pongo un poco de sal en el aceite y deja de saltar.” ¡Apuntado queda!

¿Qué truco usáis vosotr@s? 😉

image

Imagen by alegri / 4freephotos.com

Trucos para batir bien el huevo

Parece una cosa sencilla y lógica, pero… ¿Cuáles son tus trucos?

  • Escoge el recipiente donde los vas a batir: puede ser una taza, un bol o un plato hondo. Depende del plato que vayas a preparar, de la cantidad de huevos que utilices o de si después le añadirás al huevo otro alimento (unas patatas para la tortilla, por ejemplo).
  • También hay gustos para elegir con qué los batirás: con un tenedor, o con una batidora de varillas manual o eléctrica.
  • ¿Hasta qué punto bates lo huevos? Por ejemplo, si vas a hacer una tortilla francesa puedes batirlos hasta que salga espumita. O si vas a usar el huevo para pintar unas empanadillas, no los batirás tanto para que no coja aire.
  • Si vas a cocinar una tortilla o hacer un bizcocho, tampoco es lo mismo batir el huevo entero o hacerlo con clara y yema por separado. Para que quede más esponjoso, puedes batir las claras incluso hasta punto de nieve y luego añadirle las yemas.
  • Otro consejo es echar la sal u otras especias o alimentos cuando el huevo está ya batido, y después mezclar bien.

Como veis, el huevo es infinito!

image

Cómo hacer un huevo cocido en el microondas

Los huevos cocidos o duros se utilizan para multitud de platos y elaboraciones pero, a veces, nos da un poco de pereza hacerlos o no tenemos tiempo.

Para esos casos de “último momento” o para recetas que lleven huevo picado (purés, sopas, salsas, rellenos, ensaladas, etc) os enseñamos una manera fácil y rápida de hacerlo: al microondas!

Además, se cuecen ya cascados y así nos ahorramos tener que pelarlos.

Veamos los sencillos pasos:

  • Cascamos el huevo y lo ponemos en un platito o cuenco pequeño (que el huevo quede bien extendido pero no demasiado).
  • Pinchar la yema (sin que se rompa) con una aguja fina o un tenedor pequeño con cuidado para que el huevo no explote con el calor.
  • Introducir en el microondas y tapar.
  • Programar unos 30-40 segundos a una potencia media-alta, dependiendo de tu máquina.
  • Sacar, mirar cómo va y dejar reposar 2 minutos. Es muy importante respetar el “período de reposo” para que la yema se vaya haciendo y no explote.
  • Repetir la acción 2 ó 3 veces (más sus 2 minutos de reposo) hasta que el huevo cuaje del todo o quede como a ti te gusta. No te pases con la cocción o te quedará como “acartonado”.

*Recomendamos hacer sólo uno o dos cada vez.

Y voilà! Listos para picar y disfrutar al momento.

Feliz Día Mundial del Huevo 2013

Como cada año se celebra este día el 2º viernes de octubre, y esta vez es el 11 de octubre.

El primer Día Mundial del Huevo se celebró en 1996 y desde entonces hemos visto una variedad de extraordinarios eventos internacionales en los que la gente se ha reunido para celebrar la maravillosa versatilidad del huevo.

Hay mucho que celebrar – Los huevos tienen el potencial de alimentar al mundo

Los huevos tienen un papel fundamental que desempeñar a la hora de alimentar al mundo, tanto en los países en vías de desarrollo como en los países desarrollados. Son una fuente asequible y excelente de proteína de alta calidad, además de tener el potencial para alimentar al mundo.

Nos lo cuentan en la web de thinkegg.com. Échale un vistazo para conocer más cosas interesantes sobre este maravilloso alimento.

Nosotros hemos pensado que, para dar un homenaje al huevo en este día, vamos a recopilar unos cuantos de nuestros posts que más os gustan.

Hablamos sobre curiosidades e información sobre el huevo en:

Trucos como éstos:

También tenemos muchas recetas con huevo en este blog:

Y en nuestro Facebook hemos compartido más recetas:

¡Qué paséis un día con mucho huevo! 🙂

                     

image

Trucos para montar claras o hacer merengue

El otro día hablábamos sobre cómo aprovechar mejor las claras y las yemas. Uno de los recursos más utilizados es hacer merengue o montar las claras para diferentes platos.

Si alguna vez os habéis preguntado por qué no me suben las claras o no me queda bien la textura… Atiende a estas sencillas recomendaciones para que nos quede perfecto:

  • Fíjate en que en las claras no quede ningún resto de yema.
  • Si las claras de huevo son muy frescas, se montarán peor. Para ayudarte, puedes añadir 1g de sal y 3 gotas de zumo de limón por cada medio litro de clara. Utilízalo para suflés, bizcochos, etc.
  • Utiliza un recipiente limpio de metal o cristal (no de plástico) que no tenga ningún residuo de grasa o que hayas utilizado con aceite.
  • Monta las claras con varillas de “bombilla”.
  • Para el batido con frecuencia y levanta las claras desde el fondo del bol para asegurarte de que queda batido uniformemente.
  • Añade el azúcar cuando la emulsión tenga una textura espumosa.
  • Si es para merengue, añade el azúcar poco a poco una vez que hayan subido bastante.
  • Bate hasta que se haya disuelto todo el azúcar, que las superficies del merengue no se plieguen y que, al inclinar el recipiente, no se caiga o se deslice.
  • Para pasteles de merengue con grandes cantidades de clara, reducir la temperatura de horneado e incrementar el tiempo para que el centro del merengue quede a unos 75ºC.

image

Fuente del texto: El gran libro del Huevo, Instituto de Estudios del Huevo, ed. Everest, 2009.

¿Se pueden congelar huevos?

La respuesta es sí y no. Todo depende de la “forma” en la que estén esos huevos. Lo explicamos:

  • Huevo entero crudo (en cáscara): NO. Cuando un alimento se congela, se expande, y eso haría que se rompiera la cáscara.
  • Huevo entero crudo (sin cáscara): , pero sólo si está batido.
  • Huevo duro / cocido: . Aunque no es muy recomendable porque el huevo pierde calidad, textura y gusto.
  • Yemas: NO porque pueden reventar al congelarse y pierden su textura y propiedades funcionales (se espesan con zonas que se congelan irreversiblemente). si las congelas batidas con una pizca de sal o una cucharadita y media de azúcar por cada 4 yemas, si ya sabes si las utilizarás para una receta salada o dulce.
  • Claras: . Las puedes congelar batidas ligeramente (pierden un poco de funcionalidad).
  • Yemas cocidas: . Coloca con cuidado las yemas en una sola capa en una cazuela y agrega agua hasta cubrirlas. Tapar y llevar rápidamente a ebullición. Retira del fuego y deja reposar las yemas, tapadas, en el agua caliente unos 12 minutos. Retira las yemas con una espumadera, escurre bien y congela.

Asegúrate de que el recipiente es hermético. También es muy útil que apuntes en el envase la fecha de congelación y la cantidad de huevo. Pueden durar hasta un año.

Y recuerda, nunca se debe volver a congelar un alimento que ya ha sido descongelado. Para descongelar es mejor hacerlo en la nevera la noche anterior, nunca a temperatura ambiente. Una vez descongelados, utilízalos inmediatamente.

En la imagen puedes ver un huevo duro congelado.

             

Clasificación del huevo según su tamaño

¿Cuál es la “talla” del huevo dependiendo del peso?

  • Supergrandes o XL: de 73 gramos o más
  • Grandes o  L: entre 63 y 73 gramos
  • Medianos o M: entre 53 y 63 gramos
  • Pequeños o S: menos de 53 gramos

Un huevo pesa de media unos 60 gramos. Aproximadamente, el reparto entre las diferentes partes del huevo es así: 60% clara, 30% yema, y un 10% la cáscara y membranas.                        

image